Protegete ante la delincuencia

Tips de seguridad para protegerte de la delincuencia

La inseguridad es una de las principales preocupaciones de nuestros días. La ola de violencia ha alcanzado niveles alarmantes, por lo que es fundamental mantenernos alerta y aprender cómo prevenir y reaccionar ante un posible delito.

De acuerdo al Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad (ICESI), la prevención representa el 90% del éxito para frustrar cualquier delito.

Víctimas potenciales

Hay factores que nos convierten víctimas potenciales de un delito. Por lo general, los delincuentes buscan personas que:

  • Parecen perdidas o están distraídas.
  • Van hablando por teléfono, escuchando música o discutiendo.
  • Caminan solas por lugares oscuros.
  • Transitan por vías solitarias en la noche.
  • Ostentan joyas, relojes, bolsas de marca, etc.

Tips de seguridad en la calle

  • Camina siempre atenta a lo que pasa a tu alrededor. Procura caminar de prisa y evita las aglomeraciones o las calles muy solas y oscuras.
  • Procura siempre mantener la cabeza en alto, balancea los brazos y párate derecha, intentando mirar a tus costados, para evitar que alguien te siga.
  • Camina en sentido opuesto al sentido de los vehículos, lo más alejada posible de la orilla. Coloca tu bolso hacia el interior de la acera.
  • No salgas sola. Procura salir en grupos de 3 o más personas. Los asaltantes generalmente trabajan en pareja, por lo que ver a más de 2 personas los puede ahuyentar.
  • Desconfía de ayudas sospechosas. No confíes en los “buenos samaritanos” que te avisan que tienes una mancha, que se cayó tu celular o que tienes la llanta baja.

En los bancos y cajeros

  • Evita sacar grandes cantidades de dinero a la vista de todos.
  • Procura domiciliar tus pagos para evitar ir al banco. También puedes hacer trasferencias en línea o vía telefónica.
  • Intenta siempre ir acompañada para sacar dinero y hacer cobros o pagos importantes.
  • Distribuye tu dinero en los bolsillos de la ropa y no lo traigas todo en la bolsa.
  • Cuando necesites utilizar un cajero, observa muy bien a tu alrededor en busca de personas sospechosas. Si notas algo raro ve a otro cajero.

En el transporte público

  • No pierdas de vista tus objetos personales como bolsa, cartera o portafolio.
  • No lleves las manos en los bolsillos u ocupadas, ya que es más fácil que te asalten sin que puedas reaccionar.

En el auto

  • No manejes por barrios peligrosos o desconocidos por la noche.
  • Procura dejar tu coche en un estacionamiento vigilado o, al menos, en lugar bien iluminado.
  • En cuanto subas a tu coche asegura las puertas y mantén los vidrios cerrados.
  • Instala un dispositivo de seguridad o antirrobo, como cerraduras especiales o dispositivos electrónicos de alarma que interrumpa, además, la corriente eléctrica.
  • Siempre que salgas de tu coche, quita la llave del contacto, deja el volante bloqueado y cierra bien las puertas, ventanillas y cajuela.
  • Procura no dejar objetos de valor en el interior, ni tarjetas de crédito, ni otros documentos importantes. No dejes nada a la vista.
  • Si vas a meter tu coche en casa o a algún estacionamiento, observa que no haya personas o autos desconocidos merodeando cerca de la entrada.
  • Mete tu coche de reversa para no perder la visión de lo que pasa.

Tips de seguridad en casa

  • No recibas visitas no autorizadas o de personas que prestan servicios no requeridos, y solicita la identificación de quienes digan ser policías.
  • Solicita antecedentes del personal doméstico.
  • Procura no informar al personal doméstico o a las nanas sobre la existencia objetos de valor o dinero en tu hogar.
  • Cuando salgas de casa, asegúrate de que las puertas y ventanas queden perfectamente cerradas. Sobre todo las que dan a patios: son los accesos que pasan desapercibidos a la vista de todos y son un riesgo mínimo para los delincuentes.
  • Si perdiste tus llaves, aunque sea por un tiempo, cambia las cerraduras. No lo dudes.
  • Siempre que salgas cierra la puerta con llave.
  • Instala luces exteriores que puedas controlar desde el interior.
  • No platiques con desconocidos acerca de tus planes de salida o de vacaciones.
  • Cuando salgas de vacaciones no dejes que se acumule la correspondencia en tu buzón, pídele a algún vecino de confianza que la recoja con frecuencia.
  • Para dar indicios de que hay alguien en casa deja las persianas un poco abiertas, instala un reloj programable que te permita iluminar la casa por zonas y en horarios distintos.

Con tus hijos

  • No los pierda de vista. No dejes que se alejen de ti y no te distraigas.
  • Explícales que no deben de hablar o aceptar regalos de desconocidos, al menos cuando estén solos.
  • Si el niño es víctima de un asaltante, dile que llame la atención de quienes lo rodean.
  • Enséñale a marcar algún número de emergencia de la localidad en donde viven.
  • Es recomendable que el niño porte consigo alguna tarjeta de identificación con su nombre, dirección y teléfono.
  • Si se pierden en un centro comercial, aconséjale pedir ayuda de inmediato a un empleado de la tienda o un guardia de seguridad.
  • Siempre que asistan a un lugar público establezcan un sitio o punto de encuentro, que les sea de fácil localización, en caso de que alguno se extravíe.
  • Escucha con atención sus miedos y sentimientos hacia personas o lugares que lo asustan o lo hacen sentir incómodo.
  • A los adolescentes recomiéndales no ir a lugares apartados y solitarios.

¿Qué hacer en caso de robo?

  • Gritar o pedir auxilio, puede intimidar al asaltante, así como atraer la atención de otras personas. Pero puede ser contraproducente  si el agresor trae un arma de fuego.
  • No te resistas, cooperar puede evitar un daño mayor.
  • Por difícil que parezca, intenta mantener la calma.
  • Pon atención al agresor e intenta memorizar su rostro, la ropa que usa o alguna seña particular como lunares o cicatrices que te permitan identificarlos más tarde.
  • Si pides ayuda a una patrulla, intenta apuntar las placas o los nombres de los oficiales.
  • Denuncia. Es muy importante que denuncies cualquier delito para evitar que otras mujeres sean víctimas del mismo.
  • Si ves que otra persona está siendo víctima de un asalto, marca el teléfono de atención de emergencias de tu localidad (en casi toda la República existe el número 066).

Aunque únicamente seas testigo del delito recuerda que en la medida en que todos denunciemos, ganamos terreno a la impunidad.