Menú

  Buscar

Google

  En:
WWW
LatinoSeguridad

  Importante
  Salud

Información para personas diabéticas

El control nutricional es una herramienta clave en el tratamiento del paciente diabético, su dieta debe cumplir con ciertos objetivos: mejorar las condiciones de la glucosa en sangre, lograr un peso adecuado en el paciente obeso y reforzar la importancia de la cantidad de alimentos consumidos, así como los horarios de comida, importantísimos sobre todo en los diabéticos tipo I o insulinodependientes, que son más inestables. Una dieta recomendable para diabéticos debe considerar lo siguiente:

Energía: se mide en kilocalorías o kilojoules, deben ser suficientes para mantener el peso ideal de cada individuo.

Carbohidratos: los azúcares deben representar de 55% a 60% de la energía total, es decir, debe ser la misma proporción de una dieta normal. Se deben consumir carbohidratos complejos como los cereales (tortilla de maíz, tubérculos, granos, frijoles, chícharos) ya que son ricos en almidones y no elevan rápidamente la glucosa sanguínea. Es importante que estos sean ricos en fibra ya que un mayor contenido de fibra retrasa la absorción de azúcares y grasas como el colesterol, por lo que es preferible consumir cereales integrales y frutas con cáscara. Hay que eliminar completamente los azúcares simples como refrescos no dietéticos, azúcares, mieles, jaleas, chocolates, mermeladas, etc.

Fibra: se recomienda consumir hasta 40g al día, esto se logra con una alimentación rica en verduras, frutas y cereales integrales. Las cantidades varían de acuerdo a las características de la persona.

Proteínas: 15% del total de la energía debe consistir en proteínas, si el individuo no sufre de problemas hepáticos o renales. Las mujeres embarazadas y los niños pueden consumir un poco más en cantidad. Se encuentran en la carne, el pollo, el pescado y otros productos de origen animal.

Grasas: hasta 30% de la energía total, prefiriendo las grasas de origen vegetal, es decir, aceite de maíz, almendras, crema, aguacate, etc.

Vitaminas y minerales: si la alimentación es adecuada no es necesario tomar complementos alimenticios.

Sodio: no se deben exceder los 3 g al día, es decir, moderar el consumo de sal.

Alcohol: ocasional, tomar aproximadamente 2 copas a la semana, siempre y cuando se tenga controlada el azúcar.

Sustitutos de azúcar: usarlos con moderación. Actualmente existen en el mercado muchos productos especiales para el consumo de diabéticos.

Seguir un adecuado plan de alimentación y realizar una actividad física de forma regular son las claves para garantizar una gran calidad de vida.


Preguntas comunes acerca de la diabetes

¿Si soy diabético puedo comer pan y tortillas?
Por supuesto, la dieta debe de ser normal pero evitando completamente los azúcares refinados, obviamente no debes comerlas en exceso porque subirías de peso. Lo más recomendable es que alguien especializado te prescriba una dieta de acuerdo a tus características y necesidades.

¿Que diferencia existe entre la diabetes tipo I y la tipo II?
La diabetes tipo I requiere de insulina exógena para su tratamiento, es decir, los pacientes son insulinodependientes. Esta diabetes también es conocida como diabetes juvenil, aunque puede aparecer en cualquier momento de la vida. Se caracteriza por la destrucción de las células ? de los islotes de Langerhans del páncreas, además de que en algún momento de la evolución de la enfermedad se acompaña de la ausencia práctica de insulina endógena.
Los pacientes con diabetes tipo II no son dependientes de insulina. Esta enfermedad es muy común, afecta al 2% de la población. Su presencia es más frecuente después de los 40 años de edad, aunque puede aparecer en niños, puede cursar sin ningún síntoma y descubrirse después de un episodio de angustia o estrés fuerte. En este caso existe una disminución en la excreción de la insulina y se presenta una resistencia periférica a la insulina.

¿Me puede dar diabetes por un fuerte susto?
No, pero puede hacerse sintomática a raíz de un susto o una impresión fuerte. 

¿Si soy diabético puedo hacer ejercicio?
Claro, si eres diabético tipo II es importantísimo hacer ejercicio de tipo aeróbico para disminuir la resistencia a la insulina y mantenerte en tu peso. Si eres diabético tipo I es necesario que le preguntes a un médico especialista qué tipo de insulina debes inyectarte y qué tipo de ejercicio puedes realizar, pues este tipo de diabetes es más inestable y necesita de mucho más atención, sobre todo si eres deportista.

Montserrat Astigarraga

 

Webmaster: 

webmaster@latinoseguridad.com

Ventas: 

joseluis@latinoseguridad.com

Sugerencias 

joseluis@latinoseguridad.com

Grupo Corporativo Diamante | Copyright © 2000 - 2003 | Todos los derechos reservados