Menú

  Buscar

Google

  En:
WWW
LatinoSeguridad

  Importante
  Mente Criminal

El perfil del estafador

Para que todas las personas puedan defenderse ante el ataque de los delincuentes que acechan a sus víctimas, expondremos los perfiles de cada uno de ellos, sustentados en estudios psicológicos practicados a un sinnúmero de individuos a los que después de analizar sus perfiles y basándose en las técnicas del comportamiento aunadas a múltiples interacciones y estructuras se logró encuadrarlos en un parámetro de identificación, en función de la personalidad y su inseparable contexto social.

La conducta delictiva es propia del individuo, considerando que en su totalidad es una expresión de su relación con la víctima, en determinado lugar (espacio) y en una fecha (tiempo); aun cuando la conducta delictiva nos revela diversos aspectos del delincuente, no nos explica porqué comete esos actos antisociales, sin embargo, es claro que abarca dos aspectos: el social, que es una alteración o trasgresión a las normas sociales y determina el porqué una persona no puede aceptarlas e incorporarse a ese medio, y el individual en que se muestra una incapacidad para aceptar la ley y a los representantes de la autoridad, lo que implica dificultades en el desarrollo de su personalidad, pone en práctica impulsos y fantasías.

En esta ocasión trataremos la conducta típica y psicológica de estafador, con la finalidad de que usted conozca la forma de identificarlo y evitar que se convierta en víctima.

El estafador actúa mediante el engaño, por lo general es una persona bien constituida físicamente, de buen aspecto, poseedor de un guardarropa adecuado a todas las situaciones en las que va a actuar, tiene un carácter agradable que le es necesario para conquistar la simpatía y confianza, indispensable para la consumación del delito.

Muestra gran seguridad en sí mismo y naturalidad al exponer sus argumentos de engaño, llegando a persuadir y a convencer con facilidad, incluso a personas inteligentes.

Para él es importante brindar una imagen de status social elevado, ocultando su verdadera identidad. Se conduce en forma inteligente, es observador, simpático, hablador, tiene la capacidad de utilizar el lenguaje verbal como técnica para persuadir a los demás, es imaginativo, adulador, así como capaz de improvisar de forma rápida.

El engaño es su forma de vida y se aprovecha de su capacidad para detectar las necesidades y conflictos de sus víctimas, por lo general se dirige a las personas utilizándolas para sus fines personales.

El estafador no usa armas, sus instrumentos principales son la seducción y habilidad para convencer, la víctima perfecta son las personas de grandes ambiciones, las que buscan el enriquecimiento fácil, de cualquier modo, y que siempre están esperando la oportunidad que se presente, otros atractivos grupos lo representan quienes se consideran extremadamente inteligentes, así como los individuos muy confiados.

 

Webmaster: 

webmaster@latinoseguridad.com

Ventas: 

joseluis@latinoseguridad.com

Sugerencias 

joseluis@latinoseguridad.com

Grupo Corporativo Diamante | Copyright © 2000 - 2003 | Todos los derechos reservados